Blancos Oración por Colombia

Semana 1

Promesa para Colombia Padre Dios declaro que restauras a Colombia y sanas sus heridas. Aunque nos han llamado la desechada, la que a nadie le importa, haces volver a los cautivos, tienes compasión y resurgiremos sobre las ruinas (Jeremías 30:17-18).

El Señor Escudo de Colombia Padre, somos dichosos pues eres el Señor de Colombia. Te damos gracias por escogernos como heredad y por cuidar de los que temen y esperan en tu gran amor. Confiamos pues eres nuestra ayuda y escudo (Salmos 33:12-22).
Liderazgo de la Iglesia  En el nombre de Jesús declaro que el amor de Cristo gobierna sus vidas porque están convencidos de que Él murió por todos, y ya no viven para sí mismos, sino para el que murió por ellos (2 Corintios 5:14-15).
Liderazgo de la Iglesia  En el nombre de Jesús declaro que avivan el fuego del don de Dios que recibieron por la imposición de las manos, pues Dios no les ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (2 Tim.1:6-7).
Generaciones En el nombre de Jesús declaro que me has escogido para que mande a mis hijos y descendientes que obedezcan tus enseñanzas y hagan todo lo que es bueno y correcto (Gen 18:19).
Generaciones En el nombre de Jesús declaro que mis hijos son una herencia del Señor, son ricas bendiciones del Señor; los frutos del vientre son una recompensa. Como flechas en manos de un guerrero (Sal.127:3-4).
Hacer discípulos En el nombre de Jesús declaro que por la fe tenemos la bendición de Abraham: Multiplicarás nuestra descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que hay a la orilla del Mar (Gal.3:9, Gén.22:17).
Ser Discípulos En el nombre de Jesús declaro que quiero ir en pos de ti; por eso me niego a mí mismo, tomo mi cruz cada día y te sigo. Renuncio a todo….porque quiero ser tu discípulo (lc.9:23; 14:26-33).

Semana 2

El destino de Colombia Padre, has puesto el destino de Colombia en las cámaras de oración y en los labios de la iglesia intercesora. Hoy te ruego por los gobernantes de mi nación, para que vivamos en paz y tranquilidad y llevemos vidas dignas (1 Timoteo 2:1-4).

Grandes cosas para Colombia Padre en el nombre de Jesús te doy gracias porque has puesto tus ojos en Colombia, porque has hecho en ella grandes cosas. Eres el Poderoso, Santo es tu nombre y tu misericordia es de generación en generación (Lucas 1:49).

Iglesia, Clama por Colombia Padre, en el nombre de Jesús hablo a Colombia: Levántate, clama en La noche. Derrama como agua tu corazón ente la presencia del Señor. Eleva tus manos a Dios por la vida de tus hijos, tus pequeñitos… (Lamentaciones 2:19).

 

¡Ánimo! Iglesia de Colombia  Señor, declaro fortaleza a las manos débiles, firmeza a las rodillas endebles, valor a los cansados. Hoy digo a los de corazón temeroso: ¡Ánimo! Sean fuertes, no tengan miedo pues Dios mismo viene con salvación (Isaías 35:3-4).

 

Embajadores de Reconciliación En el nombre de Jesús declaro que recibí el mensaje de la reconciliación. Soy embajador en tu nombre, tengo el encargo de poner a todos en paz contigo, de decirles: Reconcíliense con Dios… (2 Corintios 5:18-21).

Denuedo para dar a conocer En el nombre de Jesús declaro que me mantengo alerta, sin desanimarme y ruego por todos los santos para que nos sea dada palabra y que con denuedo hablemos de Él como debemos hablar (Efesios 6:18-20).

Mi Familia En el nombre de Jesús declaro que mis hijos son una herencia del Señor, son ricas bendiciones de Dios; los frutos del vientre son una recompensa. Como flechas en manos de un guerrero… (Salmos 127:3-4).

Hijos obedientes En el nombre de Jesús declaro que los hijos obedecen en el Señor a sus padres porque esto es justo. Así les irá bien…. (Efesios 6:1-2), y someterán todos sus pensamientos al Señor para obedecerle a Él (2 Corintios 10:5).

 

Semana 3

¡El Señor reina en Colombia!   Revestido de esplendor y de grandeza has establecido Tu poder. Desde el principio se estableció aquí Tu trono. Se levantan aguas y olas con estruendo, pero Tú, Señor, en las alturas, te muestras más poderoso que ellas (Salmos 93:1-4).

Perdón por los homicidios  Señor, te pido perdón por las manos derramadoras de sangre, por los pies que se apresuran a derramarla. Me acerco a Ti, el mediador del nuevo pacto por Tu sangre derramada y los declaro libres por Tu Espíritu de Vida (Proverbios 6:17, Romanos 8:2).
Atar la violencia  Señor Jesús, gracias por las llaves de Tu Reino. Con la autoridad de Tu nombre, ato el espíritu de confabulación, desorden y violencia en las instituciones educativas de Cali y de Colombia, y desato Tu paz y orden divinos (Mateo 16:19).
Amor de Dios conduce a Colombia  Con Tu gran amor y misericordia vas dirigiendo a Colombia, esta nación que has rescatado. La llevas con Tu poder a Tu santa morada y las naciones temblarán cuando sepan que es por la grandeza de Tu brazo (Éxodo 15:13-16).
El Señor, esperanza de Colombia  Tú, oh Dios y Salvador nuestro, con tremendas cosas nos responderás en justicia, eres la esperanza de Colombia. Tú, el que afirma los montes con Su poder, ceñido de valentía, nos inspiras canciones de alegría (Salmos 65:5-6,8).
 
El cuidado de Dios por Colombia  Amado Dios, Colombia confía en Ti que mantienes firmes las montañas con Tu poder y Tu fuerza. Sosiegas el rugido de los mares, el estruendo de sus olas y el alboroto de los pueblos ¡me asombran Tus prodigios! (Salmos 65:5-8).
 

Colombia será motivo de gozo  Señor, cambias la suerte de Colombia y nos reconstruyes como al principio. Nos purificas de iniquidad, perdonas todos nuestros pecados, seremos Tu motivo de gozo y alabanza a la vista de las naciones de la tierra (Jeremías 33:7-9).

Refugio, protección de Colombia  Señor Jesús, hemos confesado los pecados de Colombia, no hemos ocultado nuestra iniquidad y transgresiones y nos perdonaste. Por eso clamamos a Ti en estas inundaciones pues sabemos que eres refugio y protección (Salmos 32:5-7).

Semana 4

Colombianos con un Nuevo Corazón Padre celestial, gracias por esparcir sobre Colombia agua pura para limpiar nuestra nación de toda impureza e idolatría. Y por poner en nosotros un corazón dócil, e infundirnos un espíritu nuevo para cumplir Tu ley (Ezequiel 36:25-27).

 
 
Promesa para Colombia  Amado Padre, en el nombre de Jesús, declaro que Colombia es Tu pueblo y que nos libras de todo lo que nos mancha. Haces que el trigo abunde y que no suframos hambre pues multiplicarás las cosechas (Ezequiel 36:28-30).

Pacto de Dios con Colombia  Padre Dios, Tu pacto eterno con Colombia es que te comprometes a no dejar nunca de hacernos bien. Y nos llenarás del deseo de honrarte poniendo en nuestro corazón Tu temor y el no apartarnos nunca de Ti (Jeremías 32:39-41).

 

 

Misericordia de Dios con Colombia  Amado Padre, eres sol y escudo, eres el que alumbra y protege a Colombia. Nos brindas Tu bondad generosamente y no quitas el bien de Colombia por los que viven sin tacha. ¡Confiamos en el Todopoderoso! (Salmos 84:11-12).

 

 

Promesa para Colombia  Señor Jesús, declaro que nos restableces como al principio. Limpias y perdonas nuestro pecado y te seremos por gozo, alabanza y gloria ante las naciones de la tierra, que temerán de todo el bien y paz que nos haces (Jeremías 33:7-9).

Sol de Justicia Sobre Colombia Amado Señor, derrama sobre nuestra nación Tu santo temor. Y yo confío en Tu Palabra que dice que para los que te honran, para los que temen Tu nombre, se levantará el Sol de justicia trayendo en sus rayos salvación (Malaquías 4:1-2)-

 

 

Paz y Temor de Dios en Colombia   Padre, en el nombre de Jesús te ruego por los que gobiernan en Colombia, por todas las autoridades en nuestro país, para que tengamos paz (1Ti.2:1-3) y que repose sobre ellos Tu Espíritu y temor santo de Dios (Isaías 11:2-3).

 

 

Colombia Persevera y Confía  En el nombre de Jesús declaro que somos una nación fuerte, pues como un muro, como un baluarte, has interpuesto Tu salvación. Y guardarás en completa paz a nuestro país que persevera y confía en Ti (Isaías 26:1,3).

 

 

Semana 5

Pacto perpetuo con Colombia Padre Dios, cuando hagas venir nubes sobre Colombia, se dejará ver Tu arco iris en las nubes, que es la señal que te recuerda Tu pacto eterno con nosotros y nuestra descendencia, y no habrá más diluvio en nuestra nación (Génesis 9:8-17).

 
Soberanía y poder de Dios  Padre amado, extendiste el cielo sobre el vacío y sobre la nada tienes suspendida la tierra. Atas las aguas en las nubes para que no se rompan con su peso. Con Tu soplo despejas los cielos de Colombia, ¡es Tu poder! (Job 26:7-14).

Colombia es del Señor  Señor Jesús, Tuya es la tierra de Colombia, Tuya es su plenitud, todo lo que en ella hay, todos los que en ella habitamos, porque pusiste las bases de esta tierra, la fundaste sobre dos mares y la afirmaste sobre los ríos (Salmos 24:1-2).

 

Temor de Dios en Colombia   Amado Dios, estableciste la fuerza del viento, el decreto para las lluvias y la ruta de las tormentas. Colombia tenemos temor de Dios, y esto es sabiduría; nos apartamos del mal y esto es inteligencia (Job 28:12,23-28).

 

¡Vuelven los redimidos!  Padre Santo, regresan los resodo subsiste hoy conforme a Tuscatados del Señor y entran en Sion con cánticos de júbilo. Hay gozo perpetuo sobre sus cabezas y sus rostros están llenos de regocijo y alegría pues el dolor y el llanto han desaparecido (Isaías 51:11).

Colombia es tierra firme Tu Palabra, Señor, es eterna, y está firme en los cielos. Tu fidelidad permanece para siempre; estableciste la tierra de Colombia y quedó firme. Todo subsiste hoy conforme a Tus decretos, porque todo está a Tu servicio (Salmos 119:89-91).

 

Decretos de Dios en Colombia Padre Santo, pusiste la piedra angular, Jesucristo, en nuestra nación mientras te alababan las estrellas y los hijos de Dios. Estableciste límites a las aguas y en sus compuertas pusiste cerrojos: “Sólo hasta aquí llegarás” (Job 38:6-11).

Jesús, Salvador de Colombia Nuestros delitos nos abruman pero Tú los perdonaste. nuestro Dios y Salvador, nuestra esperanza, y nos respondes con imponentes obras de justicia. Los que viven en lejanas tierras se asombran ante Tus prodigios (Salmos 65:3,5,8).

 

Semana 6

Misericordia por Colombia Amado Padre, somos el pueblo que lleva tu nombre. Me humillo, oro y busco tu rostro. Te pido Perdón por los pecados de Colombia, dejamos nuestra mala conducta. Sé que escuchas, perdonas, y restauras nuestra tierra (2 Crónicas 7:14).

Colombia es del Señor Señor Jesús tuya es la tierra de Colombia, tuya es su plenitud, todo lo que en ella hay, todos los que en ella habitamos, porque Pusiste las bases de esta tierra, la fundaste sobre los mares y la afirmaste sobre los ríos (Salmos 24:1-2).
Limpieza de Colombia Amado Señor, nos tomaste y recogiste de entre las naciones, nos lavas con agua pura y limpias todas nuestras impurezas. Nos pones un corazón y un espíritu nuevos, y quitas el corazón duro y pones un corazón dócil (Ezequiel 36:24-27).
Arrepentimiento de Colombia Padre, hemos pecado contra ti, hemos sido rebeldes y hemos vivido sin tomarte en cuenta. No hemos obedecido a lo que nos han dicho en tu nombre. Ahora te pedimos perdón y confiamos en tu pacto y misericordia (Daniel 9:4-6).
Temor de Dios en Colombia Amado Dios, estableciste la fuerza del viento, el decreto para las lluvias y la ruta de las tormentas. Hoy declaro que en Colombia tenemos temor de Dios, y esto es sabiduría; nos apartamos del mal y esto es inteligencia (Job 28:12, 23-28)
 
Gobierno con Justicia En el nombre de Jesús declaro que nuestros gobernantes ejercen el poder con rectitud y son personas en autoridad que gobiernan con justicia. No actúan con precipitación sino con prudencia y dicen las cosas con claridad (Is 32:1-4)
Justicia y Paz en Colombia Padre Santo, hoy declaro que tu poder creador vendrá de nuevo sobre nosotros. La rectitud y la justicia reinarán en todos los lugares de Colombia y tu justicia producirá paz, tranquilidad y seguridad para siempre (Is.32:15-17)
Que lo oculto se manifieste Amado Padre, tu palabra es lámpara a nuestros pies y lumbrera a nuestro camino. La ponemos en alto para que lo que está oculto se manifieste, y lo que está escondido sea conocido y salga a la luz (Sal.119: 105, Lc.8:16-17)